Flujo

Durante mucho tiempo, cuando era niño y jugaba sin parar a los videojuegos, buscaba y buscaba todo lo que el cartucho en turno tuviera para ofrecer, si había mapas buscaba e investigaba cada lugar, si había acertijos o puzzles los resolvía de toda forma que se me ocurriera, para ver todas las posibilidades que el juego pudiera ofrecerme. Siempre con la regla de no buscar ayuda, de hacerlo por mí mismo.

Mi mejor logro en este mundo de los videojuegos fue completar Super Mario Advance 3: Yoshi’s Island con todo lo que el juego me pudo ofrecer, 100 puntos en TODOS los escenarios. Ha sido mi juego favorito desde la primera vez que lo vi.

Yoshi's Island, mi juego favorito

Recientemente terminé uno de los juegos que esperé toda mi carrera universitaria para pasar: “The Legend of Zelda: Ocarina of Time” y a pesar de haberlo terminado sin ayuda, debo decir que no me siento satisfecho, supongo que tiene que ver con el hecho de terminarlo sin TODO lo que hay que hacer en ese juego. Haciéndome falta 2 corazones (bueno, son 8 piezas de corazón) y creo 29 skulltulas doradas (pues supongo que son 100 de las cuales conseguí 71).

Me siento ansioso al respecto de ese juego, y aunque quiero comenzar todos los demás juegos que dejé pospuestos durante mi carrera, se que tendré este sentimiento a menos que busque por mis propios medios todo lo que ese juego tiene escondido.